Equipo Madina

Propuestas para el futuro

¿Cómo es la situación legal del cannabis en Holanda?

Si por algo es famosa Holanda, es por sus coffee shops. Lejos de ser unas simples cafeterías, los coffee shops son lugares en los que poder comprar y consumir cannabis. Pero aunque parezca que la política en Holanda es muy tolerante con respecto a las drogas, lo cierto es que las drogas son ilegales en todo el país.

Entonces, ¿puedo comprar y consumir cannabis como turista? Si estas interesando en los coffee shops, en la web bloggersinamsterdam.com tienes una lista con los mejores coffee shops.

¿Cómo es la situación legal del cannabis en Holanda?

Desde que se fundó Ley del Opio en 1976, se ha distinguido entre drogas duras y drogas blandas. Y a partir de entonces, aunque sigue siendo ilegal producir, poseer, vender, importar y exportar drogas, si que se sigue una política de tolerancia que permite fumar cannabis siguiendo unas condiciones estrictas.

Aunque sigue siendo ilegal vender drogas, si los coffee shops cumplen unas regulaciones específicas, la policía no se va a entrometer.

Únicamente pueden vender un máximo de 5 gramos por persona al día, no pueden tener un excedente de más de 500 gramos en el local, no pueden publicitar las drogas ni venderlas a menores de 18 años. No pueden causar molestias a los vecinos ni vender drogas duras. Y tampoco pueden ubicarse en un radio inferior a 250 metros de una escuela.

Cualquier establecimiento que no cumpla estas regulaciones, se cierra inmediatamente temporalmente, y si el incumplimiento es reiterado, se cierra indefinidamente.

Esta política tiene como objetivo reducir la demanda de drogas y su suministro, con el consiguiente riesgo para los consumidores y para la sociedad.

Un consumo responsable de cannabis puede ser factible, al igual que también lo es el consumo de alcohol y tabaco que, aunque se venden libremente, no todo el mundo está borracho a todas horas ni todas las personas son fumadoras.

Como los holandeses saben que no se puede evitar que la gente consuma estas drogas, lo permiten bajo ciertas normas en algunos lugares conocidos como coffee shops. Esto puede desocupar los recursos policiales para que se centren en la lucha contra las drogas duras.

De esta manera, como turista, puedes ir a un coffee shop y comprar hasta 5 gramos de cannabis. Puedes tener posesión de esta cantidad de cualquier droga blanda sin ser procesado por ello, aunque si la policía te registra, puede confiscártelo.

Lo que no puedes hacer es fumar en público, aunque la policía es bastante tolerante con este tema, y si no estás haciendo ninguna tontería, aunque te vean, lo pueden dejar pasar.